Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.  Leer la política de cookies
icono casita
Brujería / Templarios y Otras Ordenes Militares

Brujería / Templarios y Otras Ordenes Militares

Brujería / Templarios y Otras Ordenes Militares

 Atrás

Descripción

BRUJERÍA, objetos insólitos y criaturas fantásticas
La muestra BRUJERÍA presenta la tradición de la magia y la brujería en la Europa mediterránea y central entre el siglo XVI y comienzos del XX.
El diario del “Señor Alessandro“, escrito entre 1930 y 1940 relata las curiosidades, rarezas y hallazgos que fue encontrando este coleccionista italiano en su investigación sobre el mundo de la brujería. Los fragmentos de este diario se han presentado como hilo conductor de la muestra.
Momias, reliquias, fórmulas mágicas y venenos son algunas de las inquietantes piezas que forman parte de la colección de más de 300 piezas de la brujería tradicional de la Europa Mediterránea y Central datadas entre los siglos XVI al XX, que se exhiben con el objetivo de mostrar una parte del oscuro mundo donde tienen cabida las más fantásticas criaturas.
Todas son piezas dotadas de un magnetismo especial del que se servían los hechiceros para impresionar y sugestionar a quienes recurrían a sus servicios o que utilizaban los inquisidores para punir a los herejes, blasfemos o, sencillamente, indeseables a los ojos de una sociedad salvaje.

TEMPLARIOS Y OTRAS ORDENES MILITARES.
Exposición permanente. Imperial Monasterio de San Clemente s. XII.
La exposición “Templarios y Otras Órdenes Militares” se sustenta sobre una base de piezas de armamento, atrezzo, maquetas, audiovisuales y paneles informativos con fundamentos cronológicos rigurosos que explican el nacimiento, desarrollo y final de la Orden del Temple y de otras órdenes como la Hospitalaria, Teutónica, Calatrava, Santiago o Alcántara.
La muestra presenta la vida y el entorno cultural que rodea la actividad de los caballeros empeñados en salvaguardar los lugares considerados santos para el cristianismo, así como su actividad para proteger vidas y haciendas de los que participaban en las batallas contra los musulmanes. Su papel en la conformación de los reinos católicos de la Península Ibérica fue decisivo.